fbpx
Contacto

Cuando alguien se acerca al instituto interesad@ en aprender francés, nos enfocamos en hacerle algunas preguntas claves: 

¿Por qué quieres aprender francés? 

¿Qué te está motivando? 

¿Por qué lo necesitas en este momento?

¿Cuáles son tus expectativas con el programa?

¿Para qué fecha necesitas tener qué nivel?

happy business woman using computer her working desk office 1

Estas preguntas nos permiten tener una idea clara de las motivaciones y expectativas de los estudiantes.  En esa interacción por lo general logramos descubrir que al iniciar un programa de francés la mayoría de los estudiantes necesitan que se les ofrezca la mayor cantidad de información posible en relación con los puntos claves para tener éxito en su proyecto de aprender francés en clases virtuales. 

La realidad es que, en los más de 30 años que he dedicado a la enseñanza del francés, he sido testigo de la experiencia de aprendizaje exitosa de muchísimos estudiantes que han logrado alcanzar los diferentes niveles del DELF, desarrollando las competencias requeridas por estos niveles en el tiempo previsto y con excelentes resultados.  

french city versailles versailles palace museum

En este blog post queremos compartirles algunos puntos que deberían tomar en cuenta al momento de iniciar su programa de francés en la modalidad virtual. 

Lo primero es definir con claridad cuál es tu motivación principal, por qué quieres aprender francés, cuál es ese tiempo que tienes disponible, a qué nivel aspiras llegar, o sea, es importante tener cierto nivel de claridad porque todo se planifica en la vida y como el aprendizaje de un nuevo idioma requiere una inversión de tiempo y dinero lo ideal es planificarlo con detalles. 

Luego evidentemente hay algunas preferencias personales, por ejemplo, hay quienes prefieren tomar sus clases solos o por el contrario, en grupo. Eso es algo muy personal y debe evaluarse tomando también en cuenta la inversión de tiempo y dinero requerida en ambas modalidades de manera que se elija la que mejor conviene a su realidad personal.  

El tercer aspecto indispensable tiene que ver con la organización y el manejo del tiempo.  Según las estadísticas del instituto, 90% de los estudiantes que lamentablemente han tenido inconvenientes para seguir el ritmo del programa confiesan que no han podido conectarse o se han atrasado en sus asignaciones y exámenes por falta de tiempo.  

En este sentido hay que tener pendiente que si, por ejemplo, un estudiante se inscribe en una clase sabatina, eso no quiere decir que el único momento que va invertir para aprender francés será los sábados en el horario establecido.   

Al contrario, deberá organizarse para reservar algunas horas durante la semana para revisar los contenidos, hacer sus tareas y asignaciones virtuales, o sea, hay un trabajo que hacer en la casa luego de cada clase y esos espacios de tiempo deben planificarse también anticipadamente. 

Cuando hablamos de las clases virtuales, un punto crucial es contar con algunos aspectos físicos: reservar un lugar para tomar las clases donde no haya ruido ni distracciones, una buena conexión de wifi es muy importante, una laptop con cámara (En el IFL es obligatorio tomar las clases con cámara encendida). 

woman using laptop indoors home office

Aquí vamos a hacer un paréntesis sobre el aspecto social de las clases.  Una de las razones por las que solicitamos que las clases virtuales se tomen con cámara encendida es básicamente que esto nos permite socializar, interactuar con los demás en clase de una forma más natural y dinámica. 

Pero bien, imaginemos que ya empezaste tus clases, tienes todo ese aspecto físico, estás organizado, tienes en agenda cuáles son los momentos en que te vas a conectar a clase, pero también los momentos en que vas a estudiar, pues entonces vamos a hablar del proceso.

Cuando te inscribes en un programa para aprender un idioma, no solamente para francés, lo que estás buscando es una estructura donde hay una serie de personas y de condiciones que te van a ayudar a que tu cerebro logre desarrollar las competencias para comunicarte efectivamente en francés. 

Este es un proceso muy personal! Hay que saber llevarlo, ser muy consciente y capaz de identificar cuáles son tus fortalezas y tus debilidades. Si, por ejemplo, se te hace muy difícil la comprensión oral, entonces hay una serie de hábitos que vas a tener que incluir en tus rutinas diarias para poder mejorar tu  comprensión oral. Quizás escuchar podcasts, ver más vídeos que los demás, ver películas en francés, ver series.  Si te gustan, por ejemplo, ciertas cuentas de Instagram donde hablan en francés… 

En fin, esto es algo muy personal, depende mucho también de tus gustos, porque si no te gusta el cine, pues no veas películas, pero quizás te gusta YouTube, entonces vete por esa línea. Si te gusta la música, entonces trata de crear tus playlists de música en francés. 

El último punto es ser consistente, porque aprender francés es un proceso que toma tiempo.  Lo que no debes hacer es crearte expectativas irreales y pensar que en tres meses vas a alcanzar un B1 ya que la realidad es que vas a ver los resultados, pero todo a su tiempo. 

Y cuando digo consistente es que vas a estar de verdad en tus clases, que vas a asistir puntualmente, que vas a hacer tus tareas, tus asignaciones y que vas a tener ese nivel de conciencia de cuáles son los actos de habla que manejas bien en francés.

women traveling paris

Para terminar este blog post les comparto un checklist de los puntos a tomar en cuenta para asegurar el éxito de su programa de francés. 

Preguntas claves que debes responder antes de iniciar 

¿Por qué quieres aprender francés? 

¿Qué te está motivando? 

¿Por qué lo necesitas en este momento?

¿Cuáles son tus expectativas con el programa?

¿Qué nivel aspiras alcanzar?

¿Para qué fecha necesitas tener este nivel?

¿ Qué tiempo tienes disponible para tomar tus clases?

Elegir la modalidad ideal para ti (personalizadas o grupales) en función de: 

Organización y manejo del tiempo.  

Tiempo que se destinará a revisar los contenidos, hacer las tareas y asignaciones virtuales

Aspectos físicos

Identificar fortalezas y debilidades así como actividades para desarrollar las debilidades. 

Ser consistente y cumplir con el programa

Todos los que somos parte de esta comunidad de la Gente Chula del IFL entendemos que el francés es un hermoso idioma y una puerta a nuevas oportunidades personales y profesionales, especialmente en Francia, en Canadá y en otros países francófonos. 

Estudiantes sonriendo con el diploma delf dalf en sus manos

Pero para poder abrir esa puerta, debemos tomar algunos exámenes que avalen internacionalmente el conocimiento y las competencias que hemos adquirido en el idioma.  

Existen varias pruebas de competencias en francés, avaladas por diferentes instituciones. 

En estas pruebas se evalúan básicamente cuatro habilidades principales del lenguaje: comprensión oral, comprensión escrita, producción oral y producción escrita.  

Las pruebas más conocidas son el DELF, el DALF, el TEF y el TEFaQ. 

Pero, ¿qué sucede si te preparas para un proceso migratorio y debes presentar el examen TEF, pero estás tomando tus clases y solamente sabes en qué nivel del DELF o del DALF estás? 

En este blog post te explicaremos de manera sencilla las equivalencias entre estos exámenes.

Así que ya lo sabes, si estás buscando informaciones relacionadas con las equivalencias del “TEF en República Dominicana”, “TEF para ir a Canadá”, “Examen TEF”, “Prueba TEF”, “DELF DALF”, “Prueba francés TEF” o “Examen francés TEF”, aquí tienes la información que necesitas para entender cual es tu nivel actual de dominio del francés o el que necesitas alcanzar para lograr tu objetivo. 

En la mayoría de los casos, el interés en aprender francés y en tomar clases de francés virtuales va más allá del simple deseo de comunicarse con millones de personas alrededor del mundo.   Para muchos estudiantes del Instituto IFL que están aprendiendo francés como lengua extranjera, el objetivo final es poder estudiar, trabajar e incluso vivir en países de habla francesa. Esto suele requerir que demuestres tus habilidades lingüísticas a través de exámenes reconocidos internacionalmente, ya sea para obtener un empleo, un permiso de residencia, la ciudadanía o la admisión a una universidad.

En el Instituto IFL nuestro plan de estudios se rige por el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER) que está compuesto de seis niveles en total. Tiene cuatro grandes niveles del DELF – Diplôme d`Études en Langue Française (A1, A2, B1 y B2) y dos niveles del DALF – Diplôme Approfondi de Langue Française (C1 y C2).  

Cada nivel corresponde a una prueba y al aprobar esa prueba recibes un diploma que otorga el Ministerio de Educación Nacional de Francia.  

Para un estudiante que está aprendiendo francés dentro de un programa que toma como referencia los seis niveles del MCER es muy fácil entender cuándo debe tomar cada una de las pruebas. La idea es que cuando concluyes los contenidos y manejas las competencias del nivel DELF A2, por ejemplo, sabes que puedes tomar las pruebas de ese nivel y que si las apruebas recibes el diploma correspondiente al DELF A2. 

O sea que los exámenes DELF y DALF te permiten elegir un nivel de competencia en el que te presentarás al examen, y recibirás un diploma correspondiente a ese nivel. No es necesario mencionar que si tienes una certificación DELF B1 o B2, esto demuestra que ya tienes competencia en los niveles DELF A1 y A2. Por lo tanto, no es necesario presentarse a cada uno de los exámenes. 

female student smiling cover half her face with small canada flag isolated white background canada day holiday confederation anniversary copy space

El Test d’Évaluation de Français (TEF) 

El TEF es un examen que busca evaluar la competencia en el idioma francés de los candidatos que deseen estudiar, trabajar o emigrar definitivamente a Canadá.  El TEF es reconocido internacionalmente por instituciones académicas y empleadores en Francia, Canadá y otros países francófonos y es emitido por la Cámara de Comercio y de Industria de París. (CCIP)

Si tu meta es vivir de manera definitiva en Canadá, es posible que te enfrentes al desafío de tomar la Prueba TEF (Test d’Évaluation de Français), ya que puede ser un requisito para la inmigración a Canadá. Incluso existe una versión del TEF específicamente diseñada para aquellos que desean inmigrar a Quebec, llamada TEFaQ (Test d’Évaluation du Français adapté pour le Québec).

¿Qué son el CLB y el NCLC?

A diferencia del DELF, que ofrece un diploma por cada nivel, los resultados del examen TEF se evalúan según la escala del Canadian Language Benchmark (CLB) o su equivalente en francés, niveaux de compétence linguistique canadiens (NCLC).   

Si te presentas a los exámenes TEF, recibirás una puntuación basada en el método de evaluación CLB.

El CLB es un punto de referencia canadiense de 12 niveles creado para evaluar la competencia lingüística, similar a los seis niveles establecidos por el MCER. Por lo tanto, un nivel CLB 7, por ejemplo, equivale a un nivel DELF B2. A diferencia de los resultados/puntuación del DELF, que son válidos de por vida, las puntuaciones del examen TEF solo son válidas durante dos años a partir de la fecha de presentación del examen.

Aquí te dejamos una comparación de los niveles DELF/DALF y CLB/NCLC:

DELF A1 → Niveles CLB/NCLC 1,2

DELF A2 → Niveles CLB/NCLC 3,4

DELF B1 → Niveles CLB/NCLC 5,6

DELF B2 → Niveles CLB/NCLC 7,8

DALF C1 → Niveles CLB/NCLC 9,10

DALF C2 → Niveles CLB/NCLC 11,12

Por último, es muy importante investigar de antemano qué exámenes debes presentar ante las autoridades correspondientes, para que tengas las certificaciones correctas que sean reconocidas por las autoridades académicas o de inmigración a las que las presentarás. 

Ahora que tienes una idea clara de los exámenes de competencia en francés puedes tomar una decisión informada sobre qué examen deseas presentar y cual es el nivel que necesitas alcanzar. ¡Buena suerte en tu aprendizaje y en tus exámenes!

En el blog post de hoy nos enfocaremos en una pregunta que podría parecer sencilla y fácil de responder pero cuya respuesta depende de múltiples factores:

¿Qué tiempo toma alcanzar cada nivel del DELF cuando se aprende francés?

Mujer enfocada aprendiendo francés en su escritorio, con un libro de francés abierto en frente de ella, evidenciando el progreso que se puede hacer al aprender francés

Esta debe ser la pregunta que más hace la gente antes de iniciar un programa para aprender francés y es en cierta forma comprensible porque todos queremos tener una idea del tiempo que nos tomará concluir un proyecto antes de iniciarlo. Cuando decides aprender francés, esta información es vital para poder organizarte y planificar.

Lamentablemente en estos tiempos, en que la gente tiene un alto sentido de inmediatez, muchas personas terminan decepcionadas cuando se enteran del tiempo que realmente toma aprender un nuevo idioma, como el francés, y hablarlo con fluidez ya que nos hemos acostumbrado a querer hacer las cosas en el menor tiempo y con el menor esfuerzo posible.

A esto se agrega el hecho de que existe en internet mucha publicidad engañosa en la que se les promete a los que desean aprender francés un excelente dominio del idioma en apenas unos cuantos meses. Esto tiende a crear expectativas irreales en relación con el tiempo que se requiere realmente para aprender francés. Lo que mucha gente quisiera es la promesa de que van a hablar francés como un nativo en solo tres meses cuando todos sabemos que esa no es la realidad.

Dos mujeres radiantes disfrutando de su tiempo en Francia, con grandes sonrisas en sus rostros, ilustrando la felicidad y la satisfacción que se obtiene al aprender francés.

Pues bien, vamos a empezar explicando qué es el DELF y por qué es tan importante cuando se aprende francés.

El DELF (Diploma de Estudios de Lengua Francesa) es un documento de carácter oficial, permanente (no se vence) y de validez internacional, expedido por el Ministerio de Educación de la República Francesa, para certificar el nivel de francés de los hablantes no nativos.

Aprender un idioma es un proceso y como todo proceso tiene una serie de pasos a dar, contenidos que deben trabajarse y competencias que hay que desarrollar. Es por eso que existe el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER), que es el estándar internacional que se utiliza en todo el mundo para definir las destrezas lingüísticas de los estudiantes en una escala de niveles.

De hecho, el plan de estudios del IFL (Aquí puedes ver nuestro plan de estudios completo!) se rige por el MCER que para el francés tiene 4 grandes niveles, correspondientes justamente a los cuatro niveles del DELF: A1, A2, B1 y B2.

Cuando pienses en el DELF imagínatelo como cuatro escalones. Inicias en el primer escalón que es el nivel A1 cuando comienzas a aprender francés. Cuando ya has concluido ese programa y cuentas con las competencias de comunicación requeridas para ese nivel entonces puedes pasar al segundo escalón que es el A2 y así sucesivamente hasta llegar al nivel más alto del DELF que es el B2.

Ahora bien, aunque alcanzar el DELF B2 es lo deseable si quieres hablar francés de manera fluida, tenemos que estar claros de que no todo el mundo debe obligatoriamente tener un DELF B2 para comunicarse en francés ya que el nivel que necesitas depende del contexto en que tendrás que utilizar el idioma.   Por ejemplo: si alguien quiere aprender francés para hacer un viaje corto en un país francófono no tendrá las mismas necesidades ni tendrá que desarrollar las mismas competencias que una persona que va a trabajar en una entidad como la ONU donde se requiere un alto nivel de argumentación y de vocabulario para poder debatir temas de interés mundial.  

Un grupo de estudiantes entusiastas posando frente a la Torre Eiffel en París, reflejando las emocionantes experiencias y oportunidades que se abren al aprender francés.

En el siguiente cuadro te mostramos el tiempo que toma alcanzar cada nivel del DELF.   

Horas de Aprendizaje por Nivel 

Nivel Número de horas de aprendizaje para alcanzar este nivel Número de horas de aprendizaje acumuladas para alcanzar este nivel 
A180 a 100 horas 80 a 100 horas 
A2100 a 120 horas180 a 220 horas 
B1150 a 180 horas330 a 400 horas
B2 200 a 250 horas530 a 650 horas

Como verás el número de horas es un estimado porque todo va a depender del método que utilices,  de si las clases son personalizadas o grupales, del país donde te encuentres (si estás en un país francófono desarrollarás las competencias más rápidamente que si estás en un país donde se hable otro idioma), etc.   Tus niveles de compromiso con la asistencia, puntualidad y el cumplimiento de tareas también será decisivo. 

En fin, lo importante es no enfocarse en el tiempo total que te tomará alcanzar tu meta, sino más bien en trabajar diariamente en el desarrollo de las competencias que te permitirán contar con el nivel que deseas.   

Como muchos de ustedes saben, enero de 2023 marca mis primeros 30 años dedicados a la enseñanza del francés como lengua extranjera.   Una actividad que inicié como un hobbie en enero de 1993 con apenas 17 años y que con el tiempo terminó convirtiéndose en mi vocación y misión en la vida.  

En estos primeros 30 años he tenido la oportunidad de compartir en las aulas (presenciales y virtuales) con miles de estudiantes y les confieso que lo que me llena de más orgullo es haber tenido la oportunidad de ver con mis propios ojos como la decisión de aprender francés ha cambiado radicalmente la vida de muchos de ellos.  Tanto así que este año una de mis principales resoluciones es dedicar buena parte de mi tiempo a orientar a otras personas que quieren o necesitan aprender francés para que ellos también sean los próximos testimonios de éxito del IFL.  

blog 3

En ese sentido, hoy quiero compartirte 3 errores a evitar si quieres aprender francés rápidamente!

El primero de ellos es Pensar que Debes Esperar el Momento Oportuno! 

He visto muchas personas esperar por años por las condiciones ideales para iniciar sus clases cuando en realidad el momento ideal podría tomar mucho tiempo. Somos nosotros los que lo creamos al tomar la decisión de iniciar las clases de francés.  Gracias a Dios la virtualidad nos ha facilitado la tarea ya que les permite aprender francés desde la comodidad de su casa.  Para ponerles un ejemplo, una de mis estudiantes que vive en Texas y que está a punto de concluir el nivel DELF A2,  toma sus clases a las 5:30 am actualmente.  ¿Crees que tendría ese nivel de francés si al contrario se hubiese sentado a esperar el momento en que su trabajo le acordara 3 horas libres a la semana en un horario más cómodo para ella? 

blog 2

El segundo error es asumir que ciertos parámetros como la edad o la ciudad de domicilio son impedimentos para aprender francés cuando la realidad es que la falta de interés, el miedo a cometer errores y la falta de organización son las tres grandes barreras al momento de aprender a hablar un nuevo idioma.   

La edad no tiene nada que ver, al contrario, muchas veces es una ventaja ya que amplía las probabilidades de que hayas estado expuesto a otro idioma y que por lo tanto puedas hacer asociaciones que te permitan aprender más rápidamente uno nuevo.   La ciudad o el país donde vives tampoco es un impedimento ya que con las clases de francés virtuales puedes aprender desde cualquier parte del país o del mundo siempre y cuando cuentes con una buena conexión a internet. 

El mayor consejo que le puedo dar a una persona que desee aprender francés es que evalúe bien si es algo que realmente le interesa, que visualice cómo se sentirá y las cosas que hará cuando domine el idioma.  La motivación principal siempre nos vendrá dada por el interés que tenemos en aprender.  Por otro lado, no tener miedo de cometer errores durante las clases es vital y claro está, organizarse lo mejor posible de manera que cuente con el tiempo requerido para cumplir con su proceso de aprendizaje.

blog 1

Y esto me hace pensar en el tercer gran error que es creer que basta con conectarse a las clases para dominar el idioma.   Las clases representan solamente una parte del proceso ya que al concluir cada lección en el instituto (Ver el Programa Completo Aquí) tienes una serie de tareas, ejercicios y asignaciones virtuales que hacer en la casa para complementar el proceso de enseñanza en el tiempo requerido. 

Escuchar música y podcasts en francés, leer libros en francés, ver películas, documentales y series en francés, son algunas de las actividades que te ayudarán a aprender el idioma más rápidamente.  Lo ideal es que te organices lo mejor posible para que puedas incorporar estas actividades en tu día a día. Recuerda pues que lo importante es tomar la decisión de iniciar las clases de francés lo antes posible, no ponerse tantas excusas y organizarse lo mejor posible ya que el tiempo seguirá pasando y lo peor de todo es que si no das el primer paso dentro de unos meses volverás a lamentarte de no haber iniciado antes.

En mi experiencia de casi 30 años dedicados a la enseñanza del francés, (17 de ellos en el Instituto IFL) te puedo asegurar que la virtualidad ha llegado para permitirnos llevar a cabo una transformación sin precedentes en la enseñanza de idiomas.   Sin darnos cuenta hemos sido testigos del gran salto para el que veníamos preparándonos durante años.

Aunque ya habíamos dado los primeros pasos hacia la virtualidad nunca hasta ahora había sido tan ventajoso, tanto para quienes querían aprender un nuevo idioma como para el personal del sector educativo. 

joven sonriendo estudiando frances en cualquier lugar

Pero como todo cambio drástico, tenemos que entenderlo para poder adoptarlo!  

Y eso es lo que hemos observado en cientos de personas que nos contactan, ya que a pesar de tener el interés de aprender francés en la modalidad virtual, necesitan más claridad respecto a esta “nueva” modalidad, ver de qué se trata todo, cómo se imparten las clases, qué método utilizamos, cuántos estudiantes hay en cada grupo, etc. 

Es por esta razón que decidimos organizar nuestras Demostraciones Virtuales, justamente con el objetivo de aclarar todas sus dudas y mostrarles cómo se desarrollan las clases de francés virtuales. 

Al tomar estas demostraciones, los participantes quedan impresionados al descubrir que desde la comodidad de su casa o trabajo pueden aprender el idioma igual o mejor que en una clase tradicional presencial.  El hecho de que sean virtuales les permite además ganar mucho tiempo y dinero porque no tienen que desplazarse ni coger tapones!

Ahora bien, hablemos de las ventajas que tiene para el estudiante el hecho de participar de este tipo de encuentros antes de dar el paso de iniciar un programa de francés en la modalidad virtual. 

joven sonriendo estudiando frances en el ifl

Conocerás mejor la institución en la que estás interesado.

Muchas veces lo que refleja una institución en sus redes sociales o su página web no es representativo de la realidad de sus clases. 

Descubrirás el programa completo de francés que ofrece la escuela.

Sobre todo cuando inicias tus clases de francés desde cero es sumamente importante entender el programa completo que ofrece la institución porque no todas las instituciones ofrecen el nivel al que aspiras.

chica sosteniendo tablet estudiando frances en el ifl

Entenderás cómo está estructurado el programa de francés que prefieres y qué tiempo toma alcanzar el nivel que te interesa.

Una de las preguntas que con más frecuencia nos hacen los estudiantes es cual es la duración del programa de francés virtual ya que esto les permite organizarse mejor en el largo plazo.

Comprenderás de manera más detallada la metodología y los recursos que utiliza la institución para impartir las clases de francés virtuales.

Para ofrecer unas clases de francés de calidad no basta con tener un profesor capacitado. La institución debe contar con recursos didácticos actualizados adaptados a esta metodología: manuales numéricos, recursos audiovisuales, sitio web para realizar actividades autocorrectivas, recursos suplementarios descargables gratuitos para los estudiantes, etc.

joven estudiando frances en su laptop

En fin, será el momento idóneo para hacer todas las preguntas relativas a las clases de francés virtuales. 

Recuerda hacer preguntas relativas a los horarios disponibles, modalidades de clases, costos, exámenes de nivel, duración de los programas, clases personalizadas, etc.

Cuando una persona decide embarcarse en la hermosa aventura de aprender francés tiene que tomar algunas decisiones relacionadas con la modalidad que prefiere para tomar sus clases de francés.  

Hay quienes prefieren definitivamente estudiar el idioma con otros compañeros ya que se crea esa alianza, ese apoyo y un ambiente de compañerismo que les permite mantenerse motivados unos a otros en el proceso de aprendizaje de la lengua francesa.  

De igual forma, son muchos los que prefieren tomar sus clases solos (modalidad personalizada).

Joven tomando clases de francés personalizadas en el IFL.

Sin embargo, en un tercer grupo están quienes no están claros de cuál es la modalidad que mejor se adapta a su realidad, objetivo y estilo de vida.  La dificultad en la selección de la modalidad ideal para cada persona proviene sobre todo del desconocimiento de las ventajas y desventajas de las clases personalizadas.  Es por esta razón que en este artículo del blog te explicaremos en detalle los criterios que debes tomar en cuenta a la hora de elegir las clases personalizadas de francés.

Empecemos hablando de las ventajas de las clases personalizadas de francés

La principal ventaja es, sin duda alguna, la selección de los horarios de clases ya que no tienes que adaptarte a un horario de grupo sino que puedes elegir el día de la semana y la hora en que tomarás tus clases virtuales.

Y evidentemente al elegir el horario de clases que más te conviene en cierta forma también decides el ritmo en el que quieres aprender (más lento, más rápido) porque recuerda que la duración del programa depende en gran medida del número de horas de clases que tomes a la semana.    La realidad es que los estudiantes pueden avanzar muchísimo más rápido si son responsables con las tareas y asignaciones virtuales. Además de que se pierde menos tiempo en la corrección de tareas. 

Las clases particulares o personalizadas de francés son ideales para personas con necesidades específicas de aprendizaje (viaje, examen, proyecto migratorio, programa de estudios, etc) ya que el profesor puede adaptar los contenidos a trabajar para que el estudiante alcance su objetivo en menos tiempo.

Y ya que hablamos de producción oral, es importante resaltar que si tu objetivo es desarrollar esta competencia deberías optar por las clases personalizadas ya que el hecho de que seas el único estudiante te obliga a participar más activamente que en las clases grupales ya que debes responder a todas las preguntas y tienes más momentos para interactuar en francés que si estuvieras en una clase grupal.

Profesora de francés, impartiendo clases virtuales en el Institut Français de Langues, IFL.

El profesor puede incluso adaptar el curso, su práctica y sus estrategias a su estilo de aprendizaje.

Por otro lado, el seguimiento al estudiante de clases personalizadas es mayor ya que el profesor está mucho más pendiente de las necesidades individuales del estudiante. El profesor puede incluso adaptar el curso, su práctica y sus estrategias a su estilo de aprendizaje. 

Si se presentase alguna eventualidad, el estudiante de clases personalizadas puede cancelar previamente sus clases, cosa que no sucede en las clases grupales.  Lo importante es no abusar de ese privilegio.  Hay estudiantes de clases personalizadas que no avanzan porque cancelan sus clases con mucha frecuencia.

Ahora bien, así como existen ventajas también hay algunos puntos no tan positivos que debemos tomar en cuenta antes de tomar la decisión de elegir esta modalidad.

Hay quienes se sienten “atacados” en las clases personalizadas porque todas las preguntas, ejercicios, interacciones recaen sobre ellos y no cuentan con el apoyo de otros miembros del grupo que puedan ayudarles.  

De igual forma, la falta de competencia y de interacción puede llegar a ser una desventaja! En los grupos se hacen amigos, se crea una dinámica que motiva a los estudiantes a no rendirse y a continuar con sus clases porque se establece un vínculo de amistad entre los miembros del grupo. 

El último criterio a tomar en cuenta y el que definitivamente es un freno para muchas personas es el precio de las clases personalizadas de francés ya que por lo general estas clases se pagan por hora y el costo por hora es mucho más elevado que si fueran clases grupales.

Computadora macbook presentando la página del Institut Français de Langues, IFL y una joven usando la computadora.

¿Qué debes tomar en cuenta antes de elegir las clases de francés personalizadas?

Al final lo más importante es analizar cuáles son tus objetivos, preferencias, disponibilidad de tiempo y presupuesto con el que cuentas para establecer un plan de trabajo que te permita alcanzar tu objetivo de aprendizaje del francés.

En los últimos dos años las clases virtuales han tenido un crecimiento exponencial debido sobre todo al paso de la pandemia. Muchos son los que se han beneficiado de esta nueva forma de enseñanza que ofrece muchísimas ventajas sobre todo en lo que respecta a la experiencia de aprendizaje, la movilidad y el manejo del tiempo.  

Es una modalidad que ha encontrado muchos adeptos en el sector de la enseñanza de idiomas debido sobre todo a la naturaleza misma de las clases (que requieren mayor interacción entre estudiantes y formadores), a los recursos audiovisuales incluídos en la mayoría de las aplicaciones utilizadas para impartir las clases y también debido a que la mayoría de los métodos de enseñanza de idiomas actuales incluyen aplicaciones virtuales autocorrectivas que permiten al estudiante evaluar su progreso directamente en su computadora. 

Siendo esta modalidad extremadamente popular en estos días, hemos querido aprovechar este artículo del blog para compartirles algunos tips que les ayudarán a sacar provecho de las clases virtuales de francés! 

Aprender un idioma (de manera presencial o virtual) no es algo que se logra de un día para otro.  Requiere de tiempo y consistencia!   Muchas veces quienes inician la hermosa aventura de aprender una nueva lengua, en este caso el francés, se crean falsas expectativas relacionadas con el nivel que alcanzarán en un tiempo dado.  Esto es un error ya que el francés es un idioma que requiere horas de estudio y práctica para su dominio y además el no ser realistas en relación con el tiempo requerido para su proyecto de aprendizaje del idioma tiende a frustrar al estudiante que siente que no alcanzó un nivel alto en dos o tres meses.  Lo ideal es informarse lo más que se pueda antes de iniciar y ser realistas en relación con el tiempo y esfuerzo requeridos para aprender francés al nivel que usted necesita (DELF A1, A2, B1, B2) o (DALF C1 y C2). 

Pero volvamos a enfocarnos en las clases virtuales de francés! Lo primero es entender que se trata de una modalidad en la que las clases dependen al 100 por ciento de la tecnología, por lo tanto es esencial contar con una buena conexión a internet.  Esto evita perder sesiones de clase debido a una mala conexión. 

Evidentemente, la ubicación dentro del espacio donde se toman las clases también es algo a tener en cuenta.  Se debe elegir un escritorio o mesa de trabajo donde haya muy buena señal de internet, donde no haya distracciones, ruidos ni interrupciones de ningún tipo. 

Otro punto esencial es organizar minuciosamente la agenda de manera que los espacios de tiempo reservados para las clases no sean comprometidos con otras actividades.  Vale recordar que la asistencia y puntualidad a las clases son puntos muy importantes y solamente podemos garantizarlas con una debida organización del tiempo.

Al momento de tomar las clases es indispensable encender su cámara para que la interacción entre todos los miembros de la clase sea lo más natural posible y claro está, tener sus materiales (libro, cuaderno de ejercicios, cuaderno de notas, etc) a mano desde el inicio de la clase. 

Es de vital importancia tener una actitud que ayude al aprendizaje:  estar atentos, hacer preguntas, participar de manera activa en las clases y tomar notas.  Este último punto muchas veces es reemplazado por una foto, sin embargo, está demostrado que el hecho de escribir las notas ayuda a recordar y retener los contenidos vistos en clase.  

El hecho de que una clase sea virtual no significa que deba ser distante, fría e impersonal. Al contrario, la idea es que todos los integrantes del curso con su participación e interacción logren crear un ambiente idóneo de camaradería y socialización que contribuya al aprendizaje. Muchas veces eso es difícil de lograr en los grupos cuyos miembros no tienen un rol activo durante las clases.

Un tip que en cierta forma es evidente pero no queremos dejar pasar por alto es asegurarse de realizar las tareas y asignaciones virtuales cuando corresponde para que el cerebro lleve un sentido lógico y estructurado del aprendizaje.   Lo ideal es ir trabajando las asignaciones a medida que se avanza en el programa y no dejarlas acumular. 

Ya para cerrar no nos queda más que recordarte que para muchas personas las clases virtuales han representado una excusa más para no iniciar su proceso de  aprendizaje, sin embargo, para otros ha sido una bendición y una gran oportunidad sin la cual su sueño de aprender francés nunca hubiese sido posible. Tú decides de qué lado estás: del lado de los que ven una excusa o del lado de los que ven una oportunidad. 

Esta es la modalidad de enseñanza que llegó para quedarse!  Tu decides si te montas al tren o si continuas viendo a los demás subirse y avanzar en el cumplimiento de su sueño de aprender francés.  

Como todo proyecto de desarrollo personal, cuando iniciamos un programa de francés tenemos una gran motivación, deseos de aprender y altas expectativas.  Ahora bien, es importante que todos esos sentimientos vayan acompañados del conocimiento que necesitas sobre el aprendizaje del francés para que entiendas mejor el proceso por el que vas a pasar.  

Lo primero es tener claro que la mayoría de instituciones dedicadas a la enseñanza del francés se rigen por el marco europeo común de referencia para el aprendizaje de idiomas que no es más que un estándar para medir el nivel de comprensión y producción orales y escritas del idioma para las personas cuya lengua nativa no es el francés.  

Ese marco de referencia establece 6 grandes niveles distribuidos en dos diplomas:  El diploma DELF, que comprende los niveles A1, A2, B1 y B2 y el diploma DALF correspondiente a los niveles C1 y C2.  La idea es que al iniciar el programa desde cero empezarás viendo los contenidos del nivel A1 que es el más elemental y cuando manejes las competencias orales y escritas de ese nivel pasarás al siguiente y así sucesivamente. 

Ahora bien, ¿qué se necesita realmente para tener éxito en el aprendizaje del francés?

Lo primero es entender que aprender un nuevo idioma requiere meses o años de estudio, mucha dedicación y constancia, por lo tanto, tendrás que organizarte lo mejor posible para contar con el tiempo disponible para asistir a tus clases, estudiar y hacer las asignaciones. 

Muchas veces creemos que una pequeña tardanza o inasistencia no nos causará problemas pero la realidad es que casi siempre al inicio de las clases se suelen aclarar dudas sobre las tareas o se explican los objetivos de la lección del día.  Llegar con retraso o peor aún, no asistir a clases de manera regular, puede tronchar tu proceso de aprendizaje del francés, por lo tanto, ten pendiente que asistir puntualmente a tus clases es una prioridad. 

Pero no te limites a asistir a clases!  Busca tambien maneras diferentes de mantenerte en contacto con el idioma: ver películas, escuchar canciones o ver videos de Youtube en francés son algunas de las actividades que puedes hacer para continuar progresando. 

Cuida también el aspecto psicológico del aprendizaje del idioma! Lamentablemente hay personas que tienen tanto miedo a cometer errores que se bloquean y eso no les permite avanzar. Recuerda siempre que la persona con la que estás hablando no te juzgará si cometes algún error.   Así que no tengas miedo de comunicarte en el idioma y de aprovechar cualquier ocasión para practicar lo que has aprendido.  Ya verás como eso te ayudará a tener más confianza en ti al momento de hablar francés y te permitirá expresarte con más fluidez y naturalidad. 

Por último, y no menos importante, recuerda que este proceso no se logra concluir de un día para otro!  Muchos estudiantes se sienten frustrados y desmotivados por no poder comunicarse con fluidez al cabo de unos cuantos meses de estudio.  La realidad es que la lengua francesa tiene cierto nivel de complejidad y quienes han logrado alcanzar un excelente dominio de las competencias de comunicación en este idioma están conscientes del tiempo, el esfuerzo y la paciencia que requiere, así que, cuando te sientas estancado o frustrado busca siempre consejos de tu profesor(a) y de personas que hayan alcanzado un buen nivel en el idioma. Ya verás que con un poco de empeño lograrás tu objetivo! 

Bonne chance! Todo lo que necesitas saber antes de iniciar clases de francés!

Cada semana, en las demostraciones gratuitas que realizamos en el instituto una de las preguntas que surge con más frecuencia es si existe diferencia entre el francés de Canadá y el francés de Francia.   La razón de esta interrogante es que muchos de ustedes están interesados en aprender francés ya que desean ir a vivir o estudiar en Canadá y temen que al aprender el francés “de Francia” no puedan comunicarse efectivamente en el idioma a su llegada a este país y con esto hagan más difícil su proceso migratorio en Canadá. 

Pues bien, la respuesta a la pregunta es que sí!  Existen algunas diferencias lexicales y fonéticas, ya que debido a la distancia entre ambos países, el idioma ha ido evolucionando de forma diferente; sin embargo, eso no te impedirá comunicarte con los nativos canadienses de la región de Quebec.

Un elemento importante y hasta cierto punto alentador es que en realidad las estructuras gramaticales no presentan variación. En principio tendrás que adaptar tu oído y poco a poco te darás cuenta de que algunas palabras o expresiones son diferentes. 

Por ejemplo:  

Algunas de las variaciones más llamativas las encontramos en la forma que tienen unos y otros de pronunciar las palabras. Hay disparidades en cómo los canadienses pronuncian algunas vocales y consonantes. El francés quebequés tiene un rango de vocales más amplio por su mayor nasalización.

Debido a que el inglés es la segunda lengua oficial de Canadá, el francés hablado en este país tiene mucha influencia del inglés. Esto lo podrás notar sobre todo en el vocabulario y en algunas expresiones que se han adaptado.   

A modo de ejemplo, cuando una persona dice “Gracias” en Francia (Merci!) , la respuesta más común y lógica es “De rien!” que en español significa “De nada!”.  Sin embargo, en Canadá, cuando utilizamos esta expresión (Merci!) la respuesta inmediata es “Bienvenue!” equivalente a “Welcome!” en inglés.  Estas diferencias muchas veces resultan curiosas y hasta jocosas pero en poco tiempo uno se adapta y empieza a utilizarlas también. 

A modo de conclusión, debemos entender que, como sucede también con el español, los idiomas tienen sutiles diferencias entre un país y otro.  Fíjate que lo mismo sucede cuando estamos en una conversación en español con hispanohablantes de países como México, Argentina, España o República Dominicana.   Notamos inmediatamente ciertas diferencias en el acento, el vocabulario y la fonética, sin embargo, logramos comunicarnos sin problemas porque todos hablamos el mismo idioma. 

Lo importante es asegurarte de seguir un programa estructurado de francés que te permita alcanzar un buen nivel y de esta forma tendrás la garantía de que podrás comunicarte eficientemente en Canadá y en cualquier otro país francófono.

El francés es una de las lenguas más importantes y relevantes del mundo. Son cada vez más las personas alrededor del globo que deciden emprender la travesía de estudiar en un país francófono debido sobre todo a la calidad de la formación y al conocimiento cultural que se adquiere en estos países.  Estudiar en el extranjero es una de las experiencias más gratificantes que un ser humano puede regalarse!  Sin embargo, al igual que todas las demás grandes vivencias, viene con sus retos y requiere mucha planificación. 

Al momento de aplicar, ya sea para obtener una beca o ser admitido en una institución educativa francófona, el alumno debe demostrar tener un excelente dominio del idioma francés, para esto debe aprobar los exámenes oficiales aceptados a nivel mundial que demuestren sus competencias en lengua francesa. En el caso del francés, ese diploma es el DELF (Diplôme d`Études de Langue Française y por lo general, si su objetivo es estudiar en una universidad en Francia, en Bélgica o en Canadá debe tener aprobado los niveles DELF B1 o B2.  

En este artículo, te damos algunos consejos prácticos para alcanzar este nivel de francés y así vivir la experiencia de estudiar en un país francófono:

1.  Elige correctamente la institución donde piensas estudiar el idioma. Al momento de aprender un idioma es imprescindible contar con expertos que te guíen durante todo el proceso. Una escuela de francés como el Instituto IFL  cuenta con la experiencia requerida para la preparación para estas pruebas. De hecho, el 99% de nuestros estudiantes aprueba los exámenes DELF y nuestros programas se ofrecen por Zoom (online), o sea, que puedes inscribirte y tomar tus clases desde cualquier país del mundo en que te encuentres. ¡Un éxito prácticamente garantizado!  (Ver modalidades y horarios disponibles).

2. Inicia tus estudios de francés con tiempo. Uno de los errores más comunes de aquellos que desean estudiar en el extranjero es esperar al último momento para empezar a aprender el idioma. Se debe tomar en cuenta que para alcanzar los niveles B1 y B2 del DELF se requiere  entre 400 a 600 horas de clase según el marco de referencia europeo. Por lo tanto, contar con el tiempo necesario para prepararte antes de aplicar para estudiar en el extranjero, es clave en el proceso.

3.  Asegúrate de que tus profesores cuentan con formación y experiencia en la preparación de estas pruebas. Un mentor sin preparación para un reto de esta magnitud puede reducir tus posibilidades de aprobar los exámenes. 

4.  No pierdas de vista tu objetivo. La mayor parte de la disciplina y esfuerzo debe venir del estudiante. Este programa es sumamente riguroso y requiere altos niveles de responsabilidad sobre todo en lo relativo a la asistencia, la puntualidad y en la realización y presentación de tareas, exposiciones y redacciones. Sé constante en tus clases y pronto estarás disfrutando de los beneficios de estudiar en una universidad de habla francesa.

Demostración Gratuita

Descubre cómo funcionan nuestras clases virtuales de francés
Copyright © 2022 – IFL Francés
¡Síguenos en Instagram!
crossmenu