El francés es una de las lenguas más importantes y relevantes del mundo. Son cada vez más las personas alrededor del globo que deciden emprender la travesía de estudiar en un país francófono debido sobre todo a la calidad de la formación y al conocimiento cultural que se adquiere en estos países.  Estudiar en el extranjero es una de las experiencias más gratificantes que un ser humano puede regalarse!  Sin embargo, al igual que todas las demás grandes vivencias, viene con sus retos y requiere mucha planificación. 

Al momento de aplicar, ya sea para obtener una beca o ser admitido en una institución educativa francófona, el alumno debe demostrar tener un excelente dominio del idioma francés, para esto debe aprobar los exámenes oficiales aceptados a nivel mundial que demuestren sus competencias en lengua francesa. En el caso del francés, ese diploma es el DELF (Diplôme d`Études de Langue Française y por lo general, si su objetivo es estudiar en una universidad en Francia, en Bélgica o en Canadá debe tener aprobado los niveles DELF B1 o B2.  

En este artículo, te damos algunos consejos prácticos para alcanzar este nivel de francés y así vivir la experiencia de estudiar en un país francófono:

1.  Elige correctamente la institución donde piensas estudiar el idioma. Al momento de aprender un idioma es imprescindible contar con expertos que te guíen durante todo el proceso. Una escuela de francés como el Instituto IFL  cuenta con la experiencia requerida para la preparación para estas pruebas. De hecho, el 99% de nuestros estudiantes aprueba los exámenes DELF y nuestros programas se ofrecen por Zoom (online), o sea, que puedes inscribirte y tomar tus clases desde cualquier país del mundo en que te encuentres. ¡Un éxito prácticamente garantizado!  (Ver modalidades y horarios disponibles).

2. Inicia tus estudios de francés con tiempo. Uno de los errores más comunes de aquellos que desean estudiar en el extranjero es esperar al último momento para empezar a aprender el idioma. Se debe tomar en cuenta que para alcanzar los niveles B1 y B2 del DELF se requiere  entre 400 a 600 horas de clase según el marco de referencia europeo. Por lo tanto, contar con el tiempo necesario para prepararte antes de aplicar para estudiar en el extranjero, es clave en el proceso.

3.  Asegúrate de que tus profesores cuentan con formación y experiencia en la preparación de estas pruebas. Un mentor sin preparación para un reto de esta magnitud puede reducir tus posibilidades de aprobar los exámenes. 

4.  No pierdas de vista tu objetivo. La mayor parte de la disciplina y esfuerzo debe venir del estudiante. Este programa es sumamente riguroso y requiere altos niveles de responsabilidad sobre todo en lo relativo a la asistencia, la puntualidad y en la realización y presentación de tareas, exposiciones y redacciones. Sé constante en tus clases y pronto estarás disfrutando de los beneficios de estudiar en una universidad de habla francesa.

Demostración Gratuita

Prueba sin costo ni ataduras, así terminas de decidirte!
Copyright © 2022 – IFL Francés
¡Síguenos en Instagram!
crossmenu